viernes, 23 de abril de 2010

Día del Mundial del libro, de los derechos de autor y del Idioma




Día Mundial del Libro

Se celebra cada año el 23 de abril, este día fue proclamado por la Unesco en 1995, con la convicción renovada de que la libre circulación de las ideas por medio de la escritura es uno de los fundamentos más seguros del intercambio del saber, de la democracia y la paz.

Si querés saber sobre la historia del libro hacé clic aq

Leer es crecer...



El hábito de la lectura, como todos, sólo se adquiere con la práctica y desde el convencimiento de que es bueno, primero para el lector y, después, por extensión, para el conjunto de la sociedad.

Todas y todos, leamos o no, estamos convencidos de que leer es importante: enseña, despierta la imaginación, nos ayuda a conocernos mejor, abre la mente, nos hace -o debería hacernos- más críticos con l
os demás y con nosotros mismos y, en consecuencia, menos vulnerables a los cantos de sirena que nos llegan desde todos los rincones del orbe.

Otra ventaja de esta actividad es que se puede practicar en cualquier sitio: en casa, en el colectivo, en una sala de espera…

Por otro lado, las nuevas tecnologías ace
rcan la lectura en formatos para todos los gustos: se pueden llevar puestos, con el tamaño de letra que queramos e, incluso, hasta nos los leen al oído.
Hay quien pronostica (agoreros) el final del reinado de Gutemberg.
Como si no pudiesen convivir en perfecta armonía lo nuevo y lo de siempre.
Muchos siguen prefiriendo el contacto del papel y el olor de la tinta a
las teclas y la pantalla de plasma, el cómo, dónde, qué y cuándo se nos antoja de menor importancia, pero lo importante es leer.

Otra conmemoración...



En este día también se celebra el Día Mundial del Idioma , en honor al escritor Miguel de Cervantes Saavedra, era una figura importante en la literatura del idioma español, que murió en ese mismo día en el año 1616. Además, ese mismo día, pero en diferentes años, murieron otros escritores. Por ejemplo, William Shakespeare (en 1564), el peruano Inca Garcilaso de la Vega y Vladimir Nabokov (en 1899).


No hay comentarios: