miércoles, 30 de septiembre de 2009

Alfonsina de puño y letra, a modo de despedida.


La carta de despedida de la escritora Alfonsina Storni fue hallada ayer de casualidad.
Con letra inquieta, temblorosa, imprecisa, Alfonsina Storni escribe una carta muy corta, acaso una de las últimas, a su amigo y maestro, el novelista Manuel Galvez. Con tinta clara, encabeza la esquela afirmando "Estoy muy mal", y pocas líneas más abajo concluye con un "Gracias, adios. No me olviden", poco antes de un final abrupto: "No puedo seguir escribiendo".





Alfonsina murió en Mar del Plata la madrugada del 25 de octubre de 1938. Había llegado a la ciudad costera dos días antes. La leyenda cuenta que la poeta se internó en el mar, se alejó, se fue. En la mañana del 25 su cuerpo fue encontrado en la playa. Esa misma tarde los diarios dieron la noticia: "Ha muerto trágicamente Alfonsina Storni, gran poetisa de América.


La poeta había sido una de las fundadoras de la Sociedad Argentina de Escritores. La misma en la que ahora apareció su carta. Y apareció además un manuscrito del poema "Barrancas del Plata en Colonia", que había sido escrito a principios de 1938, en Colonia Uruguay.

Tras años de silencio y oscuridad, Alfonsina vuelve a asomarse viva, inquieta, dolida tras esa carta, a un costado de su poesía, entre los papeles hallados en el sótano de la "Casa Leopoldo
Lugones" de la Sade. Papeles que revelarán todo su valor tras un estudio exhaustivo.

No hay comentarios: